Carrito

En 2009, en Grefusa andábamos detrás de incorporar productos horneados a nuestro catálogo.

El destino quiso que la marca Alba, una antigua fábrica de rosquilletas, se cruzara en nuestro camino facilitando la aceleración del proceso. En aquel momento asumimos como principal valor el de producto tradicional, ya que las rosquilletas respondían plenamente a ese mundo.

Fruto de nuestro empeño en ampliar la marca, vinieron al mundo los Bocaditos, con una personalidad heredada de sus antecesoras. Aunque pronto nos dimos cuenta de que la tendencia de mercado iba hacia productos de fácil y rápido consumo.

Pero, ¿cómo podíamos vincular la tradición artesana y la alimentación moderna, fácil y cómoda?

Tras darle muchas vueltas surgió el concepto Pan Comido. Este concepto provocó otro gran paso en la evolución de la imagen de marca. Habíamos dado con el equilibrio entre un producto artesano y uno moderno al mismo tiempo. Con lo que la imaginación se desató y la familia empezó a crecer. Abarcando diferentes momentos de consumo para dar respuesta a las necesidades de los consumidores, nacieron los Bocaditos Mini.

Tras crecer rápidamente, hubo que hacer un traje nuevo a las Rosquilletas. Traje que, por cierto, ayudó a que ligaran mucho más. Luego llegaron los Panetines.

También producto horneado, pero que supuso nuestra entrada en el terreno de los Snacks. Y como hay gente que no puede comer Gluten, pero también merece disfrutar de lo mejor sin arruinarse, les hicimos los Panetines Sin Gluten.

Y a los más golosos les suele apetecer algo dulce, que no teníamos, con lo que nos dijimos: hagámosles algo de bollería. Y… voilà. Los Croissants con Cacao por dentro y por fuera. Y, ya puestos, nos marcamos una Palmera y una Caña para redondear la jugada. Nos vinimos arriba.

Sentimos la necesidad de empezar a contar todo esto a la gente, y a compartirlo con todos. Resumimos todo nuestro discurso en un concepto muy simple y muy fácil de compartir, pero muy nuestro: la vida con buen gusto. Y fue ahí cuando comenzamos a hablar. Y ya se sabe una vez empiezas, ya no quieres parar. Y sigues, y sigues…

Newsletter